jueves, 5 de febrero de 2009

Cerámica de Nacimiento


El arte de fabricar vasijas con arcilla o greda es milenario y dan prueba de ello las valiosas piezas de arqueología que se han logrado rescatar para ser mostradas como testimonio de culturas muy anteriores.

En este sentido, la alfarería representa una de las vertientes más auténticas que tiene una comunidad para expresar su potencial creativo, a partir del amasijo de elementos naturales, como es el barro o la greda, hasta dar forma a objetos utilitarios para su vida, sencillos, a veces toscos, pero no menos artísticos, porque importan una creación que es vista como universal.

La comuna de Nacimiento, montada sobre canteras de greda, ha producido artesanos e industrias que trabajan hace muchos años este especial elemento, aun cuando este enclave de ceramistas no haya alcanzado la notoriedad que tienen, por ejemplo, Chimbarongo con sus objetos de mimbre o las cerámicas de Quinchamalí y Pomaire en el concierto de la artesanía nacional.

Al rescate de esa identidad de la gente de Nacimiento -transfigurada en los últimos años por lo forestal - se encuentra su Municipalidad, corporación que ha brindado su apoyo a los artesanos locales. Uno de estos esfuerzos fue la asociación llamada "Alfareros de Nacimiento" que operó como una actividad asociativa de microempresarios en la búsqueda no sólo de la conservación de esta actividad, sino también de la apertura de mercados.

Los alfareros integraron un Profo (Proyecto de Fomento) del Estado que se coordinó a través del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec), que tuvo tres líneas: mejoramiento tecnológico y de infraestructura, articulación con otros organismos y la instalación de dos vitrinas comerciales, una en Nacimiento y otra en Los Angeles.

No hay comentarios: